El pasado 27 de septiembre de 2017, la Fundación Roger Torné y la Escuela Jesuïtes de Poble Sec, dieron por inaugurado el nuevo proyecto Escuelas, del programa la Casa del Aire.

El objetivo de esta colaboración es participar de forma bidireccional y paralela en el desarrollo integral de niños de Primaria, concretamente entre los 7 y 8 años de edad; que conviven en un contexto socioeconómico desfavorecido, complejo y frágil.
Por ello, los dos agentes educativos implicados tienen la visión de relacionar de una forma transversal, la educación formal de la Escuela con la educación no formal de la Fundación. La finalidad es trabajar y profundizar aspectos curriculares del medio social y natural presentados en el aula, en el aire puro del Parque Natural del Montseny. Y lo hacemos a través de una forma vivencial, directa, inclusiva y de calidad.
De la misma manera, en estas estancias también se dedica tiempo a una educación en valores y emociones. Mejorar aspectos como la tolerancia, el respeto, la empatía, la equidad, la responsabilidad, la autocrítica y la reflexión, se hace acompañados de dinámicas relacionadas con las habilidades sociales, donde la cooperación y la cohesión son muy importantes. Tanto para el buen funcionamiento de todo el grupo, como por el autoaprendizaje de nuevos conocimientos.

Educamos en valores y emociones y desarrollamos habilidades sociales

Sin embargo, dentro de la jornada también se mejoran los hábitos saludables y las rutinas adecuadas que favorecen el desarrollo cognitivo del niño, mejoran el rendimiento académico, a la larga menos estrés, menos sedentarismo, más autoestima y concentración; para realizar posteriores actividades y juegos. Además, se incluyen los tiempos de comida y desayuno, como una parte fundamental a tener en cuenta en el proceso madurativo de todos los niños y niñas. Momentos en los que tienen que aprender pautas y líneas de comportamiento propio y colectivo, saber estar, gozar de tranquilidad y esforzarse todos juntos por un ambiente pausado y de serenidad, muy positivo para todos ellos.
En definitiva, con este proyecto se quiere mostrar y transmitir a todas las familias, que es posible llevar a cabo unos contenidos escolares, gracias a un ocio de calidad, una comunicación fluida para todas las partes y un entorno natural idóneo, que estimula, motiva y aumenta las habilidades, aptitudes y crecimiento personal de cada uno de los niños participantes en la Casa del Aire.